Sabado 1 de Octubre Dia del Mutualismo

Mutualismo

La celebración del “Día del Mutualismo” debe ser una oportunidad propicia para reflexionar sobre las estrategias de desarrollo e integración que desde el propio movimiento debemos consensuar y poner en marcha en favor de la gente.

Para este objetivo el mutualismo debe repasar antiguas lecciones de identidad y recuperar algunas ideas fuerza orientadoras, como las que se mencionan en el Decreto nº 22.946 del 25 de septiembre del 1945, que expresan “Que el mutualismo constituye en el país, actualmente, un esfuerzo ponderable de agremiación, alcanzando una magnitud y un relieve insospechado que el desarrollo de la acción privada de dichas instituciones redunda en beneficio de la masa obrera del país, evitando así el pauperismo” y “Que todo lo que el Estado haga por intermedio de sus organismos oficiales para difundir y estimular el mutualismo, significará un movimiento de profundo contenido social”. Sigue leyendo

Corría el año 1984 …

… Y la provincia de Buenos Aires vivía una contingencia hídrica (casi la peor de su historia).

En Carhué comenzaba el principio del fin de un período de esplendor turístico, dado por las propiedades del Lago Epecuén y por el desarrollo de la Villa Turística. Los inmuebles en la localidad se desvalorizaban día a día, se perdían fuentes de trabajo, se observaba un permanente deterioro del comercio y de las instituciones.

En ese contexto, un grupo de EMPLEADOS, convocados por el gerente de uno de los Bancos locales, comienzan a reunirse persiguiendo un objetivo común: la creación de un autoservicio que proporcionara beneficios a los empleados de la localidad. Luego de varios meses de gestiones, el 3 de septiembre de ese año nace la Asociación Mutual de Empleados Carhué, funcionando en un pequeño local cedido por uno de los integrantes de Comisión Directiva original. Se comienza con el expendio de artículos elementales de la canasta familiar (harina, papas, tomates y duraznos al natural, papel higiénico, etc.).

El pequeño local era atendido y abastecido por los miembros de la Comisión Directiva y por colaboradores que conformaban turnos para mantener abierta las instalaciones en horario vespertino. Los esfuerzos individuales, de cada uno de los integrantes de la Mutual se incrementaban para poder lograr la gran utopía de conformar y plasmar un proyecto que parecía lejano. Dos integrantes de la comisión viajaban periódicamente en un transporte precario, para poder conseguir mercadería a precios ventajosos para los socios de la Mutual. Todo este esfuerzo se hacía desinteresadamente y con un sentido gigante de solidaridad. Por entonces, apenas un año después, se produce la irreversible pérdida de la Villa Turística Epecuén, inundada por las aguas del lago del mismo nombre. La mayoría de los habitantes de ese lugar deben trasladarse compulsivamente hacia Carhué (distante a 8 km.) y muchos de ellos se asocian a la Mutual. De esa manera el padrón de asociados crece en forma sostenida.

Un año después, 1986, la economía del país comienza a vivir una inflación alarmante, que combinada con la especulación de algunos comerciantes y la flaqueza política e institucional deriva en una hiperinflación. Paradójicamente, mientras el país comienza un período de incertidumbre y de inestabilidad que deriva en la renuncia del presidente de la nación, (1989), la mutual continúa con su camino ascendente.

Hoy somos un autoservicio con 25 años de trayectoria, sobreponiéndonos a las adversidades que se fueron presentando a través de los años. En permanente evolución y encolumnados detrás de los nobles objetivos mutualistas.

Nuestra seriedad y responsabilidad nos ha posibilitado formar parte del Consejo Directivo de la FEMBA. Tenemos la satisfacción que nos tomen como ejemplos, distintos emprendimientos mutualistas de distintas partes de país. Hace apenas unos días, tuvimos la visita de una mutual de Villa Constitución, que nos manifestaba su sorpresa por el desarrollo y crecimiento de nuestra querida Mutual.

José María Varela: Primer Presidente de la Mutual

1) ¿Cómo surgió la iniciativa de crear la asociación mutual?
-Esta iniciativa surgió del sector bancario de la ciudad, encabezada por el Sr. Terrile, gerente del Banco Coopesur en nuestra ciudad. En ese momentos los precios de la canasta básica eran muy superiores a los de ciudades vecinas, impulsados preferentemente por el turismo.

2) ¿Qué expectativas generó la primer reunión? ¿Cuántas personas asistieron?
-En este momento no recuerdo cuántas personas concurrieron en la primer reunión, pero seguramente debe haber algún registro.

3) ¿Qué expectativas tenían con esta iniciativa?
-Las expectativas que teníamos en un principio, fueron cambiando rápidamente, ya que nuestra iniciativa se dirigía principalmente al sector de empleados bancarios, pero nos dimos cuenta que éramos un grupo muy reducido para encarar un proyecto perdurable, después de muchas reuniones, decidimos convocar a empleados municipales y docentes, en estos grupos prendió muy rápido la idea.

4) ¿Recuerdas cómo eran esos famosos viajes en colectivo? ¿Cuándo buscaban las mejores ofertas para los Asociados?
-Viajábamos prácticamente todos los sábados, a comprar mercadería a Bahía blanca, a Hilario Ascasubi, desde donde adquiríamos tomate al natural, duraznos al natural, peras.
El colectivo no tenía calefacción, por lo tanto teníamos una garrafa con una pantalla para calentarnos en el viaje.

5) Cuando iniciaron este proyecto, ¿Te imaginabas está realidad?
-En realidad el proyecto era muy amplio, éramos realmente un grupo de soñadores, con muchas ganas y sobre todo amor propio. Creo que el mutualismo es el movimiento más solidario que existe donde pueden participar todos tras un objetivo común.
Con respecto a tu pregunta, si imaginaba esta realidad, yo te diría que no tan rápidamente, pero luego que compramos nuestro local, empezamos la refacción y demás, la gente cada vez confiaba más en nosotros, aumentamos los volúmenes de venta y sobre todo alentándonos a conseguir más beneficios.

6) ¿Recuerdas alguna anécdota de aquella época?
-Recuerdo que cuando nos mudamos del local alquilado en Irigoyen y Rivadavia, a dos cuadras de donde funciona actualmente, teníamos que llevar una góndola, no conseguimos camioneta, entonces la llevamos armada entre unos cuantos a pie.

Oscar Pfoh: primer asociado de la Mutual

1) Teniendo en cuenta que era un proyecto en formación, ¿Cómo fue que te acercaste a la Mutual?
-Creo que la idea nació con los bancarios. Yo me enteré de la iniciativa a través del Sr. Martínez, que trabajaba en el Banco Coopesur, y por esas cosas del destino quede número uno en la lista. La idea me pareció buena y de inmediato me asocié.

2) ¿Qué recuerdos tenés de la primera vez que te acercaste a la mutual?
-Me acuerdo que el local era un garaje en la calle Rivadavia perteneciente al Sr. De Paoli, cuyas dimensiones eran aproximadamente de cuatro metros por seis.

3) ¿Cuáles eran los productos que tenían para comercializar?
-La mercadería eran productos básicos de la canasta familiar, como fideos, arroz, cosas enlatadas, aceite, etc. Como era prácticamente un comercio en formación no tenía demasiada variedad.

4) ¿Qué pensabas del proyecto en sí, en aquel momento? ¿Lo veías factible?
-Nadie, creo se imaginaba lo que se venía, porque era una cuestión que se suponía que era un paliativo para pasar la crisis de la inflación que nos agobiaba en aquel momento, pero la idea prendió muy fuerte y no paró hasta hoy.

5) ¿Cómo era la atención por aquellas épocas teniendo en cuenta que la mutual no contaba con empleados?
-La atención se realizaba a través de voluntarios y había mucha cordialidad, era un ambiente familiar.

6) ¿Imaginaste alguna vez que iba a terminar siendo el supermercado más importante de Carhué, teniendo en cuenta que el único interés que se perseguía era social?
-Sinceramente no. Porque uno estaba acostumbrado a ver emprendimientos que se quedaban en la nada.

7) ¿Qué sentís cuando recordás y comparas esta realidad, con la de aquella época cuando decidiste ser el primer asociado?
-La sensación es de mucho orgullo, por todo lo que se ha logrado. Saber que uno fue parte de esta historia desde el comienzo es como presenciar el parto de un hijo, que luego te llena de orgullo con sus logros.

No tengo dudas que seguiremos creciendo, porque cuando se trabaja con seriedad, responsabilidad y sobre todo con amor a lo que se hace, el resultado no puede ser otro.

Felicidades a todos, directivos, empleados y socios en general.

Asociación Mutual Empleados Carhué. Tel./Fax: (02936) 412288. H. Yrigoyen 748. (6430) Carhué. Diseño: